XII CONGRESO DE ESCUELAS CATÓLICAS

XII CONGRESO DE ESCUELAS CATÓLICAS

logocongres

congresvallaLos titulares y directores de los colegios de nuestra Fundación, así como Luz, Arantxa, Vinyet y buena parte del equipo directivo del colegio de Aranda (en total 20) participamos en el XII Congreso de Escuelas Católicas, celebrado en Valladolid, en el Auditorio Miguel Delibes, los días 21, 22 y 23 de noviembre. El lema era “Escuela Creativa. Emprender, participar, dar sentido”. Y los asistentes, más de 1.300.

Todos podemos decir que fue una experiencia interesante y enriquecedora: aprendimos, disfrutamos, convivimos, nos cuestionamos, nos ilusionamos… vivimos la pasión por educar más y más desde el corazón. Todos sentimos la necesidad y la urgencia de compartir con nuestros equipos lo que allí vivimos, de compartirlo para descubrir y concretar juntos qué pasos podemos dar, qué acciones podemos poner en marcha para que nuestras escuelas sean verdaderamente escuelas creativas.

Aunque el Congreso ha sido intenso, hemos disfrutado de espacios de ocio para disfrutar juntos, encontrarnos y compartir la vida de otra manera. Ha sido otra nueva oportunidad para Consolidar la Cultura de Fundación y estrechar lazos entre nosotros.

En el acto de inauguración, además de las palabras que nos dirigieron diferentes personalidades, tuvo lugar la actuación musical de Javier Monteagudo y Milena Fuentes, en la que combinaron la zanfona y el violín con dispositivos digitales.

El Congreso se articuló en torno a ocho ponencias con expertos nacionales e internacionales en el mundo de la educación, la empresa y la Iglesia, así como una mesa de debate con jóvenes emprendedores y la presentación de experiencias educativas innovadoras en el marco del concurso “Mil mundo en el Aula”.

Una pequeña reseña de los ponentes y de lo que compartieron con nosotros:

carla CARLA RINALDI Presidenta de la Fundación Reggio Children-Loris Malaguzzi Centre en Italia. Profesora en la Universidad de Módena y experta internacional sobre el aprendizaje y la creatividad. Conferenciante en Australia, América y Europa y co-autora de “Los cien lenguajes del niño”.

Nos habló sobre la visión de la creatividad en la educación.

Comenzó su intervención señalando que la creatividad es una cualidad del pensamiento    

y que todos somos o podemos ser creativos. En el caso de los niños, animó a los educadores (profesores, padres, sociedad,…) a darles tiempo, tanto en la escuela como en casa, para promover el desarrollo del pensamiento creativo, “darles oportunidades para pensar”.

Explicó que los niños son nuestras guías para saber qué es la creatividad, y que podemos hacer que sean competentes a través del aprendizaje y la creatividad porque ellos están llenos de deseo y de habilidades para comunicarse desde el inicio de su vida. Animó a todos a mirar de otra manera a nuestros a alumnos, a escuchar al niño en todos los sentidos porque “todos los niños son competentes si nosotros los vemos competentes. Ellos confían en nosotros porque quieren ser parte de nosotros”, dijo. “De las cosas más preciosas que podemos ofrecer a nuestros niños es tiempo de escucha”, añadió. Asimismo, el profesor debe promover la capacidad para preguntar en los alumnos porque “el secreto de la creatividad y del aprendizaje está en provocar el pensamiento, provocar que se hagan preguntas, no dar sólo respuestas”. Dijo Rinaldi además que para entender los 100 lenguajes del niño y crear contextos que generen procesos de aprendizaje es necesario “aprender y amar”. Ambos conceptos están relacionados, porque “no se puede aprender sin amor, ni amar sin aprender”, concluyó.

juancarrionJUAN CARRIÓN Socio Director de BeUp, profesor en ESIC y en la Universidad Complutense de Madrid. Autor de libros como “Estrategia, de la Visión a la Acción”, “Organizaciones Idiotas vs. Organizaciones Inteligentes” y “Culturas Innovadoras 2.0”.

Nos dijo sólo podemos educar personas creativas si somos instituciones centros y equipos que desarrollen un liderazgo creativo, sinérgico, visionario, espiritual… Reflexionó en su ponencia sobre la cultura organizativa y desarrolló las seis meta-competencias que pueden ponerse en práctica para mejorar el liderazgo educativo:

1. Neuroliderazgo: la escuela creativa debe ofrecer espacios de inspiración donde se potencie la fluidez. Y en relación a las inteligencias múltiples, el liderazgo debe focalizarse en conectar a cada persona con su fuente vital de talento.

2.  liderazgo sinérgico: la educación debe dejar de ser un acto solitario para convertirse en algo cooperativo y colaborativo. Se deben generar redes de comunicación colaborativa, de innovación abierta que aporte nuevas ideas a las ya conocidas y estructuras organizativas más flexibles y ágiles.

3. El liderazgo visionario: es necesario afrontar el cambio sin miedo, experimentar y aceptar el error como oportunidad de aprendizaje. La capacidad para entender los sistemas complejos, sus tendencias e interrelaciones, e imaginar el futuro es clave.

4. El liderazgo espiritual: la escuela debe enseñar a sus alumnos a vivir una vida lograda y equilibrada basada en valores y en la búsqueda de sentido, para lo que serán necesarios educadores con una alta inteligencia existencial y espiritual que sean capaces de encontrar el tiempo y el espacio para transmitir sus experiencias vitales.

5. El liderazgo divergente: o la capacidad de desaprender, de imaginar y crear soluciones novedosas, de escuchar a los “inconformistas positivos”, aquellos que no estando de acuerdo, proponen otras alternativas constructivas.

6. Liderazgo organizacional: o la tendencia a la simplicidad de procesos y métodos de trabajo, incorporación de nuevas herramientas tecnológicas que simplifiquen la gestión…

gregGREG WHITBY Director de la Escuela Diocesana de Parramata, Australia. Autor de “Educar el Gen Wi-fi”, que nos invita a repensar la naturaleza del aprendizaje-enseñanza en un mundo conectado. Nombrado educador más creativo e innovador por el Bulletin Magazine en su Annual Smart 100 Awards.

Dio claves para re-imaginar las escuelas católicas en el mundo de hoy. Nos invitó a comenzar ese cambio “soñando como lo hizo el Quijote” y despertando en los alumnos la capacidad de soñar.

A su juicio, profesores y alumnos coinciden en que la “escuela es aburrida”, entre otras cosas porque vivimos en un mundo on-line, mientras que la escuela se mantiene estática, ofrece mucha información a los alumnos pero no logra que éstos se “enganchen” en el proceso de aprendizaje. Las escuelas católicas ante esta realidad, según su opinión, no pueden sentarse y olvidar la misión que tienen de divulgar buenas noticias, de ser contraculturales. “Tenemos el imperativo moral de hacer algo como escuela. Jesucristo es el modelo, él nos invita a deshacernos de todo. La escuela católica debe ser diferente”, dijo.

Tenemos que pasar del yo sé, al nosotros aprendemos”, insistió. Necesitamos buenos docentes que generen experiencias de aprendizaje, estrategias personalizadas, que trabajen en cooperación y con sistemas que potencien la participación, siendo conscientes de que hay que facilitarles las tecnologías, pero que éstas en sí mismas no valen. “Ser atrevidos, buscar modelos diferentes es un desafío grande, pero nunca ha habido un período educativo como éste. Nunca las escuelas han sido tan necesarias como hoy”, concluyó.

dolors DOLORS REIG Profesora de la Universitat Oberta de Catalunya. Dirige el blog “El caparazón”. Asesora sobre psicología social, Social Media y creatividad. Autora de “Socionomía” y “Jóvenes en la era de la hiperconectividad”.

Nos contó cómo conectar comunidades inteligentes: con pedagogías de participación, personalización y herramientas en Medios Sociales.

Comenzó explicando que vivimos, con la irrupción de la interconectividad y las redes sociales en Internet, un cambio, una evolución hacia un nuevo tipo de individuo, que podríamos llamar “hiperindividuo” o “individuo conectado”, que está generando cambios en la sociedad y en el mundo. Es responsabilidad de los educadores (padres, profesores, etc.) que ese cambio se convierta en algo positivo.

Explicó que vivimos en un momento TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) y vamos a tener que pasar a educar en las TEP (Tecnologías de empoderamiento y la participación), porque es ahí donde se van a desarrollar nuestros jóvenes y donde pueden ser felices, ya que la felicidad tiene mucho que ver con la participación. “Somos más felices cuando nos sentimos parte de una comunidad y participamos activamente”, dijo. Tenemos que romper con la idea de que las redes sociales “aíslan”, muy al contrario el niño sociable complementa su sociabilidad off-line con la on-line, y el que es incapaz de interactuar en el grupo ahora, con Internet, tiene una herramienta para practicar y sentirse luego seguro.

Advirtió que en estos momentos estos jóvenes hiperconectados están cambiado y migrando de redes sociales como Facebook a otras donde manejan mejor su privacidad y donde conectan más con sus intereses, unos intereses que seguramente les pueden valer para su futuro laboral. Por ello, insistió en la importancia de decirles que exploten su talento, que hagan lo que les guste porque no sabemos cómo va a ser su futuro profesional y “cada día es más importante ser diferente”.

Es aquí donde el papel de los educadores es fundamentales porque tenemos, en su opinión, “jóvenes con superpoderes” que pueden hacer cosas fantásticas porque son más inteligentes (aunque no lo parezca), más informados y tienen las herramientas para cambiar, generar una sociedad mejor y saben hacerlo, pero también pueden hacer cosas terribles. Por ello, hoy los educadores son más necesarios que nunca y tienen, junto con las familias, la responsabilidad de formar en dos aspectos fundamentales para que las tecnologías se conviertan en algo positivo: la formación en valores y la adquisición de una sólida base cultural. Concluyó su ponencia animando a los educadores a formar a sus alumnos en una participación crítica, culta, responsable, creativa, basada en valores y divertida; sin olvidarse nunca de también educar en la “desconexión”. Resumió diciendo que los alumnos siempre van a estar por delante en conocimiento TIC, pero “no se envejece mientras se tenga ganas de aprender”.

marioMARIO ALONSO Neurocirujano. Experto en neurociencia y liderazgo. Autor, entre otros, de “Reinventarse” y “Madera de líder”.

Comenzó con la afirmación: “es imposible ser un ser humano y no ser creativo”, porque el cerebro humano es creativo por naturaleza, otra cosa es que dejemos que aflore o no esa creatividad. Asimismo, defendió que una escuela feliz radica en profesores felices. Somos los educadores los que podemos extraer esa belleza encerrada que hay en cada uno de nuestros alumnos logrando que crean en ellos mismos, en sus posibilidades, despertando su creatividad, su verdadera esencia para que creen su futuro. Nos ofreció una serie de historias entrañables, de testimonios de personas que tocaron nuestro corazón, que nos invitaban a vivir desde el descubrir – inspirar – resolver – actuar – motivación – confianza. Además, insistió Alonso, los educadores deben ser espejos que reflejen lo más hermoso de ellos mismos, deben generar ilusión y colmar los corazones de sus alumnos. Dijo estar convencido de que para enseñar hay que sentir amor, y que si ponemos amor donde hay miedo, éste se desvanecerá.

Nos recordó que “todo ser humano puede ser escultor de su propio cerebro”. Nunca es tarde para aprender.

alfredoALFREDO HERNANDO Psicólogo y educador. Creador del proyecto www.escuela21.org. Especialista en innovación educativa, ha sido asesor del Departamento de Innovación Pedagógica de Escuelas Católicas y redactor jefe de la revista Educadores.

“Para tener buenas ideas es necesario tener muchas ideas” Nos llevó alrededor del mundo a través de las claves de innovación pedagógica, conectando con los cinco continentes y sus escuelas.

Compartió su ponencia “Diseñando la escuela del siglo XXI”, fruto de su viaje en busca de las experiencias más innovadoras de las escuelas que han generado un nuevo modelo educativo en este siglo. Explicó que en este viaje le han acompañado como compañeros Escuelas Católicas, Tekman Books y Think1, además de 40 instituciones (entre las que está la Fundació Dominiques de l’Ensenyament) y centros, y más de 100 personas que han apoyado el proyecto, agradeciéndoles a todos ellos la acogida del proyecto y el apoyo mostrado.

Su experiencia en los distintos países le ha permitido conocer que las escuelas, siendo únicas y diferentes, han transformado su modelo educativo para que el alumno sea el protagonista, convirtiéndose en escuelas del conocimiento abiertas en las que se personaliza el aprendizaje, se aprende con diversión, se simplifican horarios para maximizar el aprendizaje, se promueve la participación y el movimiento, se desarrollan estrategias de creatividad…

Finalizó su intervención afirmando que “Una escuela 21 es una comunidad de aprendizaje personalizado” y a modo de decálogo ofreció las claves necesarias para lograrlo:

1) personalizar la evaluación;

2) diseñar las experiencias;

3) abrir la puerta a la realidad y al compromiso compartido con los proyectos;

4) animar a los alumnos a convertirse en educadores;

5) esperar que los profesores sean aprendices;

6) expandir la escuela con la tecnología;

7) conquistar los espacios del centro creando metáforas educativas;

8) activar a las familias con la participación directa;

9) crear una comunidad con participación democrática;

10) hacerlo siempre desde la identidad única de nuestra institución.

cristianCHRISTIAN FELBER Profesor Universitario de Economía, escritor, bailarín y mejor comunicador del año 2010 en Austria. Experto en economía sostenible y participativa basada en el bien común, el emprendimiento y valores compartidos por la sociedad. Es miembro fundador del movimiento de justicia global Attac en Austria e iniciador de la denominada Banca democrática.

Expuso su visión sobre la economía participativa y el bien común. Comenzó cuestionando nuestra soberanía popular para evidenciar que “la verdadera democracia está por llegar”, y que si queremos otro orden de económico lo tenemos que hacer nosotros mismos, empezando desde la escuela entrenando la democracia y haciendo que los niños sean capaces de sacar lo que tienen dentro (emociones, pensamientos, que valoren su cuerpo…). “Sólo mirándonos profundamente encontraremos a Dios”, dijo:

Para explicar esa teoría del bien común y ese nuevo modelo económico que logre una sociedad realmente democrática, apostó por dar la vuelta al actual modelo y no dudó en hacer el pino en el escenario para escenificar esa necesidad de cambio. Su propuesta habla de cambiar las actuales contradicciones y considerar la economía como una herramienta al servicio de la sociedad, y no como un fin como ocurre ahora; el dinero como una herramienta de segundo orden, no como el centro de todo; el afán de lucro, por bien común; y la competencia por cooperación. Apostó por una democracia y una ética de la economía que refuerce valores y cualidades distintas a las actuales y que permita hacer florecer relaciones humanas cotidianas (confianza, diálogo, paz, equidad, compasión, perdón…). Las matrices del bien común serían, entre otras: solidaridad, dignidad humana, sostenibilidad ecológica, justicia social, participación democrática… Y las cualidades de la educación para el bien común: emocionología, comunicación, educación en valores desde el corazón, democracia, sensibilización del cuerpo y unión con la naturaleza.

fray joseFRAY JOSÉ RODRÍGUEZ CARBALLO Arzobispo Titular de Belcastro y Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. Hasta ahora Ministro general de la Orden de Hermanos Menores (OFM).

Trató sobre el valor de la escuela católica para la transformación social. Compartió su ponencia a través de un vídeo en el que reflexionó sobre la “gran emergencia” que supone hoy la educación. Aseguró que los colegios y escuelas deben tener un claro Proyecto Educativo que contemple su identidad de institución católica; se debe trabajar la unión de fuerzas, a través de la colaboración entre dirección, profesores, padres y alumnos; así como realizar la síntesis entre la fe y la cultura, “siendo los valores evangélicos transversales en toda labor educativa”.

A continuación destacó las urgencias que la educación católica ve hoy día: educar transmitiendo una visión positiva de la vida; educar para lograr buenos profesionales; y evangelizar, llevar a cabo una educación-formación como medio para garantizar la presencia del pensamiento cristiano dentro del pluralismo cultural de nuestra sociedad.

Concluyó diciendo: “Por encima de todos amadlos siempre, sólo quien ama educa, sólo quien ama pueda exigir, sólo quien ama tiene derecho a formar y a educar a los niños y jóvenes que las familias nos han confiado”.

gonzaloGONZALO AEMILIUS Sacerdote diocesano de Uruguay creador del Liceo Jubilar Juan Pablo II

Nos habló sobre la creación del Liceo Jubilar Juan Pablo II, una experiencia socioeducativa en un área marginal.

Reflexionó sobre el sentido evangélico de la escuela a través de su propia experiencia al frente del Liceo Jubilar Juan Pablo II. En un país en el que la educación privada está solo al alcance de las clases más altas, y en el que la estatal, laica, no ofrece una formación personalizada al alumnado, explicó que el Liceo Jubilar Juan Pablo II decidió enfrentarse a la elevada tasa de abandono escolar a través de la confianza en las posibilidades de sus alumnos y de convertir el centro en una gran familia “donde nos queremos, valoramos y cuidamos de caer en la desesperanza”.

Animó a “desafiar a los alumnos” y a “desafiarnos” a nosotros mismos, a “pensar en quiénes somos y adónde queremos llegar” y a ser conscientes de que Dios cree en nosotros: “no nos privemos de la experiencia de saber cada mañana que existe alguien que cree en nosotros”.

En su opinión, algunas de las claves necesarias para las escuelas católicas son: compartir recursos y materiales entre distintos centros; ser humildes, reconociendo que en nuestra labor en ocasiones necesitamos ayuda; hacer de nuestros centros comunidades de aprendizaje; y aprovechar este tiempo de crisis para reflexionar sobre los aspectos que tenemos que mejorar. Concluyó su intervención invitando a “sanar nuestro corazón, a generar espacios para reparar nuestro espíritu, y a cuidarlo. Es tarea de todos que nuestro corazón no se seque”, afirmó.

Jóvenes emprendedores: “el emprendimiento nace del inconformismo” También hubo una mesa de debate con cuatro jóvenes emprendedores que han creado con éxito su propia empresa. David Criado, fundador de Vorpalina; Marta Esteve, fundadora de Soysuper.com; Uriel Francisco Romero, cofundador y director ejecutivo de ODRE (Organization for Development and Research of Education) y Daniel Losada, fundador de la plataforma de ayuda social Trip-drop, compartieron su experiencia como emprendedores y aportaron las claves que pueden hacer de nuestros alumnos, futuros emprendedores.

Los miembros de la mesa coincidieron en la idea de que el emprendimiento nace del inconformismo, tanto en la esfera personal como en la global, y del deseo de lograr un cambio que mejore y facilite la vida de las personas.

congresvall

AGRADECEMOS LA MAGNÍFICA OPORTUNIDAD QUE HEMOS TENIDO DE PARTICIPAR EN EL CONGRESO Y DE HACERLO COMO EQUIPO DE LA FUNDACIÓN.

Publicado en España, Novedades