Proyecto Vizcaya (Ecuador)

EXPERIENCIA DE VOLUNTARIOS DE ACCIÓN VERAPAZ
(Nuria, Silvia, Rocío, Pere, Loli y Maite)
EN EL PROYECTO VIZCAYA (ECUADOR)

5 de Agosto, el viaje a Ecuador y la experiencia de Voluntariado con DEIC, después de haber hecho el Curso de Formación de voluntariado con ACCIÓN VERAPAZ, ha concluido, pero ¡el Proyecto Vizcaya no finaliza!.. Continúa. Queremos que se mantengan los vínculos creados, los sueños y los proyectos iniciados con esta convivencia de un mes en el Caserío de Vizcaya ¡una comunidad llena de vida y dignidad!

Ha sido un mes intenso que ha hecho brotar sueños y esperanzas a muchos vizcaínos/as y deseos y proyectos colectivos de educación, salud y turismo.

La Comunidad de Dominicas de Baños había preparado con delicadeza hasta el último detalle la casa-vivienda de la Posta médica de Vizcaya, para acoger y convertirse en el hogar de los seis voluntarios españoles, durante el mes de Julio. Edificio que como sabéis, fue construido por Acción Verapaz.

camioneta

Sin duda han sido los niños y niñas de Vizcaya los que han conseguido que entremos en sus vidas. Ya a las 8 de la mañana interrumpían cada día nuestro desayuno, un grupo de niños y niñas y ya no se separaban de nosotros en todo el día!

 nens amb el mon

Gracias a las tres maestras que nos ofrecieron dos aulas pudimos desarrollar el campamento en unas sencillas instalaciones de la escuela, y al refugio de las fuertes y continuas lluvias.

El curso de formación de líderes comunitarios, tarde a tarde, ha ido gestando un espacio de confianza y de lucha colectiva muy interesante. El primer día se encontraban 20 personas, la mayoría jóvenes. Ese primer grupo ha sido el germen de una esperanza colectiva que se ha ido fraguando en Vizcaya.

Este grupo motor suscitó reflexión, análisis, ideas… Consiguió convocar a dos reuniones a toda la comunidad y que asistieran las autoridades, el Cabildo de Vizcaya,… Movilizó a la comunidad en un Proyecto de fomento del turismo, hasta conseguir un Curso de Guías Nativos impartido por el Ministerio de Ambiente y Turismo, de 420 horas, totalmente gratuito, en Vizcaya y con licencias para trabajar en turismo, gracias a la amistad y el interés de Carmita Luna, la Concejala de Igualdad y Género de la Municipalidad de Baños.

Dentro de este Proyecto de Turismo apoyamos la creación de una cuenta de facebbok: Vizcaya Ecuador donde seguimos colgando diferentes álbumes para dar a conocer Vizcaya. Os invitamos a que la visitéis.

Tarde a tarde los adultos de Vizcaya se escucharon, reconocieron que les faltaba la unión necesaria para reivindicar el funcionamiento de la Posta médica y así se animaron tres mujeres a seguir formándose como Agentes de Salud Local y a buscar como seguir actuando. Poco a poco la unión de la comunidad se fue fraguando hasta preparar y gestionar entre todos, una Fiesta de despedida con un almuerzo compartido, un programa de actuaciones de los niños, jóvenes artistas, entrega de bandas a los Graduados… Invitaron a las autoridades para dar a conocer y publicitar las posibilidades turísticas de Vizcaya que les permita salir de la economía de subsistencia en la que se encuentran y sean reconocidos como lugar de interés turístico para Baños.

La comunidad de Vizcaya, unas 600 personas, constituyen un caserío sin reconocimiento y autonomía política, dependen de la Municipalidad de Ulba, que les representa en el Cantón de Baños.

Viven de la agricultura con gran sufrimiento. Este mes de invierno ha sido muy frío y lluvioso, ya no les quedaba hierba seca para el ganado: un caballo, cuys, un chancho, gallinas y algunas familias, con más suerte, tenían una vaca. Son ricos en el cultivo de la mora, tomate de árbol, babacos o gigachos, pero el aislamiento, las malas condiciones de la carretera, el abuso de los mediadores,… hacen muy difícil su comercialización. Hemos realizado una memoria del Proyecto Vizcaya para contaros con más detalles lo vivido y sobretodo para que: ¡podamos hacer posible, entre todos, la continuidad de este proyecto!

Nuestra experiencia de vida en Vizcaya se puede comparar a una manta multicolor, tejida día a día de rostros, historias, conversaciones, sufrimientos y alegrías, invitaciones y comidas compartidas, taller de “género e igualdad”, tres reuniones excepcionales de toda la comunidad, tres películas, la gran fiesta final y … sueños y proyectos colectivos en marcha!!!

Para algunas de nosotras era la primera experiencia de cooperante y, sin duda, tengo ganas de repetir, dice Rocío: “Hasta ahora había viajado por diversos lugares del mundo, pero nunca había llegado a conocer a sus gentes, ha sido precisamente la convivencia con estas personas lo que más resalto, dado que además son de una altísima calidad humana, su generosidad y hospitalidad me han abierto tanto la mente y el corazón, que sólo por eso merece la pena recomendar una experiencia así a todo el mundo.

gent

Respecto a nuestra labor allí, creo que pudimos llegar a casi todas las familias porque trabajamos en global, por la mañana con los niños y por la tarde con los adultos, y eso, en una comunidad tan pequeña, permite conocer a casi todos sus miembros y, lo que es mejor, te hace sentirte uno más de ellos, cosa que valoro sobremanera. Así, aunque sospecho que todos los voluntariados son especiales, considero que el carácter mágico de esta experiencia radica en que habitábamos en una casa más en el pueblo, no había allí ninguna comunidad de acogida, estábamos nosotros, los seis, en una casa (perfectamente acondicionada) junto a las demás casas de la comunidad, y creo que el poder vivir así jugó a nuestro favor y nos permitió profundizar en sus vidas, compartiendo sus penas y sus sueños. Hoy puedo y creo que todos nosotros podemos decir con orgullo que hemos dejado allí a muchos amigos, con los que seguimos y seguiremos en contacto, porque lo que el corazón ha sentido, en el corazón permanece.

Un fuerte abrazo a todos los amigos de ACCIÓN VERAPAZ, si no os hubiera conocido seguiría echando en falta esta experiencia”.

Nos gustaría agradecer y resaltar la motivación y la predisposición de las comunidades de Dominicas, junto con Acción Verapaz, que nos han permitido y facilitado esta maravillosa experiencia, llena de esperanza para la continuación de este proyecto tan esperado y en el que podemos hacer mucho!, añade Nuria: “Me uno a las opiniones anteriores, resaltando momentos compartidos con la gente del caserío, momentos de formación, de aventura, de ocio, de amistad… Que no son fáciles de olvidar a pesar de la distancia.

Me quedo con nuestro último sábado allí, el día del programa final. Fue muy emotivo poder juntar a todos los habitantes vizcaínos en la antigua escuela del caserío, para compartir el trabajo con los niños mediante danzas, bailes y flauta, con las familias, tanto de Baños de Ambato como de Vizcaya. Y poder agradecerles tantas cosas que nos han enseñado en muy poco tiempo.

Me quedo con el lema que quisimos transmitir a toda la comunidad y queremos seguir haciendo: “Une tus manos por Vizcaya”.

Muchísimas gracias de nuevo a mis compañeros de voluntariado, y a todos los que habéis hecho posible esta experiencia.

Por eso queremos agradecer de corazón a Nancy y su hija Alison; a Margot y sus hijos Marco, Marcelo, Cristian, Roberto y Raquel, colaboradores cercanos y cariñosos. Y se han quedado grabados en nuestro corazón la mirada y la historia que guardan las mujeres valientes como Doris, Selene, Narcisa, Dalia, Jenni, Rosa, Flor, Estela, Mónica y sus hijas Cristina, Maribel, Judit y como no Glenda y su hija Estefania, hermana de Andrés, que se despidió del campamento porque con 12 años empezaba a trabajar interna en una casa de Baños!…. A las abuelas heroicas como Carmela, Rosa y nuestra vecina y tantas… Y nuestros jóvenes: Nei, Stalin, Miguel, Noelia, Samira, Jean Carles, Mª José, Jeferson…. Y tantos compañeros de luchas y responsabilidades: Wilson, Oscar, Kleber y Eddison… y toda la comunidad de Vizcaya!

Sus nombres, sus sonrisas, sus sueños han hecho posible esta convivencia, no los olvidaremos!

foto vizcaya

Silvia, Nuria, Loli, Pere, Maite y Rocio
VIZCAYA (Ecuador) Julio 2013

Publicado en España