IV ENCUENTRO DE DOMINICAS EN BARCELONA

 

 

Los pasados días 25-27 de septiembre tuvo lugar el IV Encuentro de Dominicas de España de menos de 55 años en la residencia de La Salle Bonanova en Barcelona, impulsado por el SEDEP (Secretariado de Dominicas de España y Portugal). Este año, el tema fundamental que se trabajó radicaba en una de las bases fundamentales de la vida dominicana “Comunidades que predican lo que creen”.

El encuentro estuvo marcado por la sencillez y la fraternidad, y fue desde estos aspectos que se compartieron las alegrías, las dificultades y por supuesto, la vida. Para ello, el sábado día 26 de septiembre, después de la celebración de la Eucaristía, en un primer momento, las Dominicas de la Congregación Romana de Santo Domingo, hermanas Neli Armas, María Ferrández y María Sánchez invitaron a la reflexión a través de un taller en el que quisieron explicar qué es la comunidad, qué necesita la comunidad y qué aportamos a la comunidad. Lo interesante fue el paralelismo entre unos buenos ingredientes para el buen resultado “del plato”, con lo que realmente se aporta a la comunidad para construirla, y hacerla crecer en sinceridad, en compartir y en amor. La comunidad no se hace sola sino que ésta se construye con los miembros que posee, por ello no se puede esperar nada de fuera que desde dentro no se haya comenzado a realizar ya. Después del trabajo en grupos y el compartir en asamblea, realizaron un postre típico de Canarias, con harina de gofio, el cual quiso simbolizar la armonía de los diferentes ingredientes, cada uno distinto en su esencia pero que juntos resultan en un todo positivo.

A continuación, hermana Gemma Morató, Dominica de la Presentación, realizó una conferencia con el título “Comunicar aquello que creemos”. Comenzó diciendo que en el título cabría añadir que no sólo comunicamos aquello que creemos sino que comunicamos lo que vivimos. Por tanto insistió en que la nueva evangelización se inicia con la credibilidad de los testimonios: se debe tener la capacidad y el deber de “saber cómo dar una explicación de nuestra fe, indicando a Jesucristo, el Hijo de Dios, como el único salvador de la humanidad”. Se ha de dar ejemplo con nuestro vivir como creyentes. “Los cristianos tenemos la mejor de las noticias” y a veces no se sabe comunicar… “Explica de tal manera que al escucharte, crean” decía San Agustín. Insistió mucho en la necesidad de hacernos un hueco en la plaza pública, donde todos caben, pero también es importante preguntarnos si el mensaje que se quiere dar es inteligible, captable y comprensible para los interlocutores.

Evangelizar, afirmó Morató, es sembrar y nuestro modelo es Jesús, por ello tenemos un papel fundamental en la sociedad, el de mediadores. Para transmitir el mensaje se han de tener en cuenta varios puntos: que sea adaptado, sencillo, lleno de luz y fuerza, portador de alegría, que cree comunión… hoy día es importante que nuestra comunicación devenga comunión. Finalmente, propuso la posibilidad de crear un “libro de estilo” personal para que la comunicación-evangelización sea más clara, y marcó un aspecto importante de la II carta a los Corintios: “Creí, y por eso hablé, también nosotros creemos, y por lo tanto, hablamos”.

La tarde del sábado se dedicó al arte y contemplación, por ello se visitó la obra maestra de Gaudí, la Sagrada Familia. Fue un momento precioso donde se pudo observar cómo el hombre es capaz de hacer una lectura de Dios y plasmarla con tanta belleza. Después de la visita a la Basílica las Hermanas Dominicas de la Enseñanza recibieron al grupo en su casa para invitarlas a una merienda-cena y realizar un rato de oración. Fue un momento muy agradable y de gran

acogida por parte de dicha comunidad. Luego, la visita a las fuentes de Montjuïc fue un colofón final espléndido para un día tan aprovechado.

El domingo día 27 también empezó con la celebración de la Eucaristía y luego se dedicó la mañana a la reflexión conjunta, al compartir diferentes proyectos que se llevan a cabo o que van a comenzar y a la evaluación del encuentro. Hna. María Ferrández, presidenta del SEDEP, dirigió unas palabras a todas las asistentes, animando a ser predicadoras y explicó el proyecto de Familia Dominicana de atención a víctimas de Trata para el año jubilar. Se compartió largamente sobre este tema y se aportaron distintos puntos de vista. Por último, se acordó que el próximo año el encuentro sea en Granada (Sor Conchi García y Sor Gemma)

https://plus.google.com/u/0/photos/110821943733635195796/albums/6200205801300685793

Foto de grupo

Publicado en España