III ASAMBLEA DE LAS COMUNIDADES. Congregación Dominicas de la Enseñanza de la Inmaculada Concepción

asambleaDel 3 al 5 de julio nos reunimos en Lardero (Logroño), laicos y hermanas de la Congregación de Dominicas de la Enseñanza de la I. C. para celebrar la III Asamblea de Comunidades DEIC con el slogan: “La fraternidad el gran sueño de la humanidad”.

Fueron unos días vividos en profundidad y que este año tuvo un matiz especial, ya que contamos con la presencia laicas y hermanas de Mozambique y de Ecuador.

Después de una acogida fraterna y alegre, la priora General Luz Ortigosa dio la bienvenida a todos e inauguró la III Asamblea. Iniciamos el encuentro presentándonos todas las comunidades DEIC, de una manera muy creativa y llena de sentido desde una experiencia vivida y compartida a lo largo de estos años, y así pudimos descubrir que la vida fluye en cada lugar.

Compartimos nuestros sueños y nos sentimos animados a “desplegar alas, a vivir con Fe y Pasión” este proyecto de comunidades DEIC.

Disfrutamos con el panel de experiencias que varios laicos y hermanas compartieron sobre el camino recorrido a nivel personal y como Comunidades DEIC en los distintos continentes.

Pudimos descubrir como el carisma dominicano sigue vivo, va creando fraternidad y enriqueciendo la vida de la Iglesia y de nuestro mundo.

El viernes 4 de julio loiniciamos con una oración en la que contemplamos diferentes dimensiones de nuestro carisma: espiritualidad, comunidad y misión dominicana. Diversos gestos y símbolos acompañaron este momento iluminados desde la Palabra de Dios.

En nuestro trabajo de reflexión y formación de este día nos acompañó Jesús Galdeano OP y nos presentó la comunidad según la soñó Domingo de Guzmán, que es una comunidad predicadora. Necesitamos escuchar mucho y saber mirar con la mirada de Dios para ir creando esa FRATERNIDAD que DIOS SUEÑA. En el trabajo en grupos nos enriquecimos con las aportaciones de todos y la comunicación de experiencias nos llenó de esperanza.

Acabamos nuestro día con una visita a Logroño y un espacio lúdico donde cada comunidad nos ofreció lo mejor para disfrutar juntos.

El sábado 5 de julio lo dedicamos a presentar el trabajo, de reflexión y profundización que algunas comunidades DEIC hemos realizado sobre nuestra pertenencia a la 2ª Modalidad dentro de la Congregación. Compartimos inquietudes, experiencias y, sobre todo, la riqueza de lo vivido que nos hace sentirnos parte de la Congregación.

 

El proyectar nuestra mirada al futuro, nos impulsa a seguir caminando para avanzar hacia la pertenencia a la 3ª Modalidad. Así nos lo presentó el Consejo General. El núcleo de dicha modalidad no es solo compartir la misión; es un nuevo paso, es el cómo y desde dónde se vive el carisma y el centro es siempre la espiritualidad y la comunidad al estilo dominicano. Es un salto de calidad, es ir caminando,… discerniendo… personal y comunitariamente. Es un grado más en el vivir el carisma en sus tres dimensiones.

Finalizamos la Asamblea con una Eucaristía en la que cada comunidad ofreció al Señor sus mejores deseos y acabamos con una Bendición para todas las comunidades DEIC y un envío a construir la Fraternidad Universal que Dios ha soñado para todas las personas.lema

Lo vivido, lo compartido y lo experimentado fue mucho. Nos conocimos más, compartimos el camino que estamos realizando
juntos, dialogamos y discernimos cómo avanzar en nuestra identidad dominicana y, sobre todo, nos sentimos pertenecientes a una misma Congregación desde nuestra vocación laical o religiosa y animados a seguir avanzando en nuestro ser y sentirnos parte de las Comunidades DEIC y de la Congregación.

Salimos de Lardero con energía renovada, animados a continuar el camino iniciado y abiertos a las expectativas que Dios nos pueda ofrecer. De nuestro corazón brotaba con sinceridad y sencillez la palabra GRACIAS.