Encuentro en Dresden

NUEVOS HORIZONTES – RESISTENCIA Y VISIÓN

Los días 28, 29, 30,31 de agosto  y 1 de septiembre, las hnas Josefa Mollar y Concepción Prat  asistimos al  XV Congreso Internacional de la ESWTR (Asociación Europea de Mujeres para la investigación Teológica).

Queremos compartir con todas vosotras nuestra experiencia de fraternidad y de fe.

Conocimos esta asociación a través de Mª Luisa Paret. Se nos ofreció la posibilidad de asistir y en nuestro discernimiento nos apoyamos en estos números de las Actas del X Capítulo General Electivo que transcribimos  y su  relectura  nos iluminó, decidimos plantearlo a nuestras comunidades y asistimos. Vimos que podía ser un cauce de formación y de apertura a nuevos caminos de la teología desde una visión de la mujer. Esta asociación tiene también presencia en España y podéis entrar en su página Web.

Nº actas 169: “El centro del carisma dominicano es la predicación, el anuncio kerigmático de la palabra de Dios. Ser dominica es ser predicadora…. Y ser predicadora es ofrecer a la humanidad:

Una palabra  compasiva

Una palabra de vida

Una palabra recibida y compartida.

Nº actas 170: “Nuestra vida religiosa es profecía para el mundo. Estamos llamadas:

A contemplar y dar lo contemplado

A sintonizar con la pasión y la compasión evangélica de Santo Domingo.

A revisar nuestro estilo de vida evangelizador con la gente y ofrecer un sistema alternativo, incluyente y fraterno.

A responder con sabiduría evangélica a los interrogantes que hoy brotan del corazón humano y de sus necesidades más urgentes, haciendo discernimientos a la luz de la Palabra de Dios y de los signos de los tiempos.

A compartir con otros el espacio- mundo de la historia”

Nº  actas 198: “Como mujeres  creyentes queremos seguir avanzando hacia un mayor reconocimiento de nuestro lugar de mujeres en la Iglesia y en el mundo. ¡Estamos llamadas a despertar conciencias, acompañar procesos…!

Nº actas 199: “ Animamos a  seguir potenciando encuentros a nivel Congregación y Familia Dominicana en torno al trabajo por la justicia, la Paz y la Integridad de la Creación y con otras Congregaciones o grupos que trabajan en la construcción de un mundo más justo y más humano”.

esloganEl logotipo del congreso internacional de la ESWTR tiene este significado:

El arco iris nos recuerda el pacto de Dios con la tierra y la cúpula es el perfil de la iglesia Frauenkirche (iglesia de Nuestra Señora) una vez reconstruida después del bombardeo de febrero de 1945

El congreso internacional de la ESWTR  se realizó  en la histórica ciudad de Dresden (Alemania), entre el 28 de agosto y el 1 de septiembre de 2013.Asistimos 160 personas de todo el mundo. El mayor número era las de Alemania y después las de habla hispana. También había personas  de Cracovia, Polonia, Portugal. Se presentó de la forma siguiente:

Con el tema propuesto, “NUEVOS HORIZONTES DE RESISTENCIA Y VISIÓN”, queremos conectar con el Congreso de Salamanca (2011), en el que se buscó vívidamente un nuevo feminismo, una nueva sensibilidad de género y nuevas teologías de liberación queer (teología de los incalificables)  ante lo acuciante de los cambios sociales.

En nuestro mundo, acuñado por la globalización y el neoliberalismo, ha emergido la cosificación y comercialización de todos los aspectos de la vida. En consecuencia, la pobreza, el (hetero) sexismo, la homofobia, el racismo, los fundamentalismos y los nacionalismos (incluyendo el de las derechas radicales) generan violentas exclusiones en lugar de ideas inclusivas de comunidad. ¿Qué respuestas ofrecen las perspectivas teológicas de las diferentes religiones para hacer menguar de forma sostenible la violencia económica y epistémica?

Las experiencias de resistencia y visión serán incluidas en el diálogo junto con los contra-discursos de la actualidad desde la perspectiva de la crítica a la globalización y la del contexto de  los movimientos “ocupemos wallstreet”
Lo específico de las contribuciones teológicas es la dimensión de lo trascendente, lo incontrolable, lo que pertenece a otro mundo y es a la vez profundamente significativo para hoy.  Las teólogas nos hacen partícipes de sus formas religiosas, prácticas, textos y tradiciones, de su hablar con Dios, para lograrlo. Las luchas e investigaciones de las teólogas, especialmente mediante las perspectivas, feministas, sensibles al género, queer (incalificable), postcoloniales y post-seculares, las luchas e investigaciones de las teólogas demuestran tener una sensibilidad específica en relación a las manifestaciones de la violencia en los niveles más profundos del orden social, global y textual, y, por supuesto, en las formas teológicas y religiosas del discurso.

En el contexto de la Alemania del Este  que hemos elegido para celebrar el congreso, el poder político y teológico de la disidencia europea en el Este que condujo a las revoluciones pacíficas de 1989 puede volver a fructificar en la búsqueda actual por una vida compartida en solidaridad en “un solo mundo”. Numerosos movimientos políticos de resistencia, religiosos y artísticos imaginaron una sociedad democrática abierta y radical no sólo más allá del socialismo real, sino también del capitalismo. Tuvieron sus raíces en los movimientos de mujeres por la paz y en defensa del medio ambiente, y también en el movimiento ecuménico.

Programa

Las sesiones plenarias fueron impartidas por las teólogas:

  • Profa. Dra. Ulrike Auga, Profa. Dra. Musa Dube.
  • Dra. Dra. Hna. Teresa Forcades i Vila.
  • Profa. Dra. Janet Jakobsen.
  • Profa. Dra. Anne-Marie Korte.
  • Profa. Dra. Kwok Pui-Lan, Prof. Dr. Jörg Rieger y Profa. Dra. Mayra Rivera Rivera.

Paneles:

  • Nuevas formas de resistencia y sociedad.
  • Nuevas formas de resistencia y biopoder.
  • Nuevas formas de resistencia y política.
  • Resistencia y discursos éticos
  • Visiones queer y biopoder
  • Visiones y discursos interreligiosos
  • Visiones, arte y estética
  • Visiones y traducciones

 

CONFERENCIAS REALIZADAS

1. TEOLOGIA POSCOLONIAL

Como conferencia inaugural la Dra  Ulrike Auga expuso sus trabajos sobre Teología poscolonial e hizo una introducción sobre la importancia de mirar hacia el horizonte en la Teología y comenzar a pensar desde categorías del siglo XXI.

El primer día se presentaron distintas visiones sobre la Teología Postcolonial. La teología postcolonial es un paso más en los aires de renovación del hablar de Dios. Se trata de ser conscientes que es necesario eliminar las relaciones de poder entre la teología, la iglesia, la biblia y la población que aquí llaman de los 2/3, es decir, los no europeos, los pobres. Que es necesario dejar que las culturas construyan sus propios fundamentos y sus propios caminos para hablar de Dios y eliminar los que impone la iglesia europea colonialista, el imperio económico, el pensamiento grecorromano, las políticas sociales de los ricos, la biblia mal interpretada y que justifica la opresión de los pueblos y las personas… Por otro lado, nos recordaron la potencia de liberación que contienen los textos bíblicos para esta sociedad injusta y la importancia de que las iglesias se involucren en las protestas y movimientos sociales para cambiar el mundo.

Cada día se iniciaba  con un ritual  dirigido por diferentes teólogas.

El ritual de inicio del congreso:

Se nos ambientó con una música y nos hicieron reflexionar sobre el fruto que queremos dar en nuestra vida y ofrecerlo a los demás. Y con todos los frutos hicimos el árbol de la vida. Acabamos con la lectura de la plegaria de la gratitud.

 pregaria ret

2. POST-SECULARIZACIÓN

El tema del segundo día, impartido por la Profa. Dra. Musa Dube, fue la Post-secularización, es decir, el descubrimiento de que a pesar de que la Ilustración predijo un mundo sin religiones, el final del siglo XX nos ha demostrado que la gente sigue siendo religiosa y que es necesario un planteamiento nuevo sobre cómo entendemos ser persona, cuáles son esas categorías que nos limitan: genero, clase, étnica, país, orientación sexual…. y que generan unas estructuras de conflicto y violencia en las sociedades en las que vivimos. También en la Iglesia. Y de cómo podemos entendernos a nosotros mismos en este nuevo mundo de una forma inclusiva, resistiendo al imperio económico, de poder, de violencia y construyendo relaciones de alteridad. Es decir, no hacer al otro un “igual”, sino un “otro” y respetarle por ello. La frase del día para esta crónica: “la resistencia es posible con pequeños gestos” dicho por una teóloga a la que le fue prohibido ir a la universidad porque sus padres se habían posicionado en contra del régimen comunista de la RDA. Tuvo que estudiar electricidad. Otra compañera nos contó en la mesa redonda que comenzó a ser activa en la resistencia cuando a la edad de 14 años vio como encarcelaban a su hermano de 17 por tener discos de los Beatles y no querer entregarlos. Luego ella, que es directora de cine, estuvo encarcelada 11 meses hasta que la echaron del país en 1988.

Para comprender mejor este encuentro con la Alemania democrática, se visionó un documental con fotos en blanco y negro de Dresden del año 1989 hasta el 9 de noviembre con la caída del muro, lo que se suele llamar “la revolución pacífica”. Hemos cruzado estos testimonios, y más, con las imágenes dando una impresión fuertísima de lo que se vivió hace poco.  Porque siempre se ven las imágenes del muro en Berlín, pero nunca se habla de la gente que vivió detrás del telón de acero.

Para l@s cinéfil@s, dos películas que tienen que ver con esta temática: Goodbye Lenin y La vida de los otros. Os animamos a verlas.

3. “LAS FALSAS DEMOCRACIAS Y LAS CONSECUENCIAS POLÍTICAS DE LA NOCIÓN CRISTIANA DE “PERSONA”

El tercer día se presentó el tema de las visiones de futuro: visiones para este siglo XXI. Por ejemplo, como colaborar en los cambios del mundo y hacernos visibles en la iglesia y en la sociedad. La hna Teresa Forcades habló de la Teología Queer (teología de los incalificables por la sociedad, rechazados), como teología inclusiva  se revisan las categorías de género, raza, clase, origen, sexualidad… También de cómo podemos resistir a las democracias falsas que superponen los intereses económicos de unos pocos sobre los intereses de la mayoría y los relacionó con algunos conceptos cristianos que nos pueden ayudar a estas acciones:

1. Co-creación: como instrumentos de Dios para llevar a la plenitud la creación, en este sentido intervenir en la injusticia del mundo.

2. Unidad en la diversidad: desde la idea de Trinidad comprender la dinámica del amor de Dios que siempre recibe y abraza al distinto y la hace uno entre nosotr@s, que también somos distint@s.

3. La indisolubilidad del amor y la libertad. Todo acto de libertad, de la de verdad, es un acto de amor y nos permite mover el mundo con nuestras decisiones. Como el amor de Dios es decididamente antipatriarcal, la libertad nos permite encontrar acciones que rompen con el status qou dominante de la sociedad y construir de una manera más cercana al Reino de Dios.

4. La metanoia: entendida como continua revolución, es decir, estar en continua autocrítica y en acción desde el amor de dios para transformar lo que nos rodea, interviniendo como agentes sociales activos.

Si estáis interesadas en escucharla está colgado en la dirección de internet siguiente: www.youtube.com Teresa Forcades:  “ las falsas democracias”.

4. (POST) SECULARISMO:PUSSY RIOTS PUNK PRAYER COMO CASO DE TEOLOGÍA FEMINISTA PÚBLICA”

Otra conferencia a destacar por su contenido interesante fue el de la  profesora Anne-Marie Korte:

“La Europa del siglo XXl se caracteriza por desarrollos sociales y académicos significativos que presentan desafíos serios a la teología feminista clásica  surgida y establecida mayormente en contexto de Oeste y predominantemente cristianos. Esos desafíos son:

  1. El ascenso de feminismos internacionales
  2. La presencia incrementada de religiones en el dominio público como “medio” o “arena” de conflictos políticos y culturales.

Hubo una parte teórica y la segunda parte de su discurso lo  ejemplificó con un análisis de Punk Prayer (“representación de arte política”) de la formación feminista rusa Pussy Riot en la iglesia central rusa ortodoxa “Christ the Saviour” en Moscú el 22 de febrero 2012, que llevó a la acusación de “hooliganismo motivado por odio religioso”. Uno de los miembros acusados dijo en su defensa: “En nuestra representación nos atrevemos, sin la bendición del patriarca, a combinar la imagen visual de la cultura ortodoxa con la cultura de la protesta, proponiendo a la gente inteligente que la cultura ortodoxa pertenece no solo a la iglesia rusa ortodoxa, el patriarca y a  Putin, sino también tiene su lugar en la revelación y la protesta cívica en Rusia”

5. ¡OCUPANDO LOS CIELOS! ¿DIOS, RELIGIÓN Y POLÍTICA MÁS ALLÁ DE LA REDENCIÓN?

Otra de las conferencias, muy  interesante por su contenido,  fue impartida por los profesores Dr. Kwok Pui-Lan y el Dr.  Jörg Rieger, Conferencia abierta a todas las personas interesadas a escucharla.

“En 1989 la gente de Alemania del Este se alzó contra el régimen comunista y las manifestaciones de la gran masa de la población llevaron a la caída del muro de Berlín, un símbolo de la guerra fría. La desintegración de la Unión Soviética y la transformación del bloque oriental cambiaron drásticamente la geopolítica del mundo. Hubo muchas transformaciones a nivel económico, social, movimientos migratorios etc. Apareció la globalización económica mejoró el sustento  de algunas personas, pero también creó una clase capitalista transnacional, que ejerce un poder enorme en la economía, la política  y en la cultura. Cada vez más la riqueza  está controlada por la elite  internacional. Tal gran disparidad económica y concentración de la riqueza fue caracterizada como el 1% contra el 99%. Siguiendo las protestas en África del Norte, en el Oriente Medio y en Europa, el movimiento Occupy empezó en el otoño de 2011 en Nueva York y se extendió rápidamente a más de 900 ciudades. “Somos el 99 por ciento” llegó a ser grito de guerra de la gente reclamando cambios radicales en un sistema económico mundial dictado por los bancos y por las empresas de Wall Street.

¿Es posible que la religión y en particular  el cristianismo puedan tener un papel importante en la promoción de la justicia social y solidaridad con el 99 por ciento?

Vamos a responder a esta pregunta con la exclamación ¡OCUPANDO LOS CIELOS!.

Ocupando los cielos  señala que el cielo pertenece a todos y no puede ser dominado por unos pocos. El padrenuestro  dice. “venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. El reino de Dios de paz y justicia debe existir aquí en la tierra y no en algún lugar lejano.  Ocupando los cielos,   crear las condiciones sociales y los espacios imaginarios para que un mundo alternativo pueda ser imaginado y experimentado.

Ocupando los cielos   nos invita a  reimaginar la relación entre Dios y política en nuevas formas. Hay cambios dramáticos sucediendo en nuestro mundo y en el cristianismo: el traslado del centro del  cristianismo al sur del mundo y el traslado de la geopolítica del Atlántico  Norte a la región de Asia Pacífica.

Ocupando los cielos   nos invita a pensar en un Dios de una manera ascendente y en este proceso extender  nuestro vocabulario e imaginación sobre Dios y la relación entre Dios y nosotros en el mundo contemporáneo. Eso nos exige a no percibir poder y política  desde el centro  sino desde los márgenes y periferias. Si   leemos el evangelio según San Marcos nos damos cuenta que Jesús se rodeó de una multitud que le apoyaron y se pusieron en contra de los gobernantes. Esta multitud estaba formada por personas de las clases bajas y fue esa audiencia a quien Jesús dirigió su mensaje. Se ve como en la narración de los evangelios, el movimiento de Jesús atrajo un espectro amplio de gente de clases diferentes incluyendo campesinos, pescadores, recaudadores de impuestos, artesanos y mujeres La mujer sirio-fenicia que fue a pedir a Jesús que curara a su hija, la mujer samaritana al pozo, María y Marta que acogieron a Jesús y la mujer que estaba sangrando por doce años. Es importante ver el movimiento de Jesús como un movimiento heterogéneo y polimorfo y no unidimensional para hacer justicia al relato del evangelio.

Paralelamente, se manifiesta el movimiento Occupy, que atrae a gente de diversos orígenes y clases de la sociedad: estudiantes, desamparados, activistas, artistas, gente religiosa y profesionales. El movimiento está llamado a ser un movimiento sin líder ya que se negó a nombrar algunas personas para ser portavoces. Dicho movimiento ofrece un espacio y foro para gente con diversos intereses para unirse y trabajar juntos en un proceso de democracia directa. Raramente oímos el movimiento de Jesús  como un movimiento insurgente, incipiente que desafía nuestro statu quo.

Ocupando los cielos significa  que reclamamos los recursos religiosos y espirituales que pertenecen a la gente para inspirarlas y sostenerlas en su lucha para la justicia Durante mucho tiempo la teología fue hecha para la Iglesia o academia. El movimiento Occupy desafía los límites entre lo sagrado y lo profano y exige que practiquemos la teología en una zona pública. Jesús nos enseñó que difícilmente entrará “un rico en el reino de los cielos” (Mt 19-23)  y el “volcó las mesas de los que cambiaban dinero” (Mt 21-12). La Última cena como comida convencional adoptó un nuevo significado siendo compartida en los campamentos de Occupy entre los desamparados, los activistas y la gente joven que arriesgaron la desobediencia civil para el  cambio social pacífico. Practicar la teología en una zona pública significa cambiar la jerga religiosa y rituales para ser símbolos vivientes de Esperanza y Solidaridad entre la gente. Mucha gente religiosa participó  en dicho movimiento, y les ayudó para entender que adorar a Dios y buscar la justicia son inseparables.

Ocupando los cielos  significa   que los cristianos no tengan el monopolio sobre el cielo o la salvación. Las bendiciones religiosas, buena voluntad entre la gente y vidas espiritualmente satisfactorias deberían ser accesibles para todos.

Trabajando con otros movimientos sociales como los movimientos de las mujeres, el de los obreros y el de medio ambiente, la iglesia está llamada a dar testimonio y llevar a cabo el Shalom de Dios. Shalom no solo es la ausencia de conflicto o guerra, sino también se refiere a la justicia, equidad e integridad. No habrá paz si nuestro sistema económico declara a mucha gente como “desechable”. El trabajo del movimiento Occupy no se ha acabado y sus movilizaciones de gran masa de población siguen ocurriendo en Siria, Egipto y Taiwan. La multitud sigue reclamando que se escuche su crítica constructiva.

Ocupando los cielos significa, en definitiva,  trabajar para asegurar que las necesidades básicas humanas de nuestro vecino sean cumplidas”

Por las tardes nos distribuíamos en los diferentes paneles o talleres. Un día visitamos la ciudad con guía. Hubo una demostración de arte – una danza preciosa.

Clicar aquí para visualizar Galería de Fotos.

Publicado en España