CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE PASTORAL Y LA VIDA CONSAGRADA

Del 1 al 3 de diciembre participamos, Amparo e Isabel, en el Congreso Internacional sobre “Pastoral Vocacional y la Vida Consagrada. Horizontes y esperanzas”, celebrado en Roma y que estaba organizado por “La Congregación para las Congregaciones e Instituciones de Vida Consagrada del Vaticano”.  Durante estos días hemos ido escuchado diferentes voces que nos han aportado ricas experiencias y reflexiones sobre Pastoral Vocacional.

El  Congreso  estaba estructurado en tres  apartados:

  1. REFLEXIONES sobre el SEGUIMIENTO A JESÚS y la mentalidad  Posibilidades  y dificultades
  2. Momentos de luz basado en EXPERIENCIAS VIVIDAS en procesos de Pastoral Vocacional inter.
  3. GRUPOS para aportar nuestras palabras, pautas concretas que ayuden en la Pastoral Vocacional. Irán al SÍNODO SOBRE LOS JÓVENES que se  celebrará  en  Octubre del 2018

Desde las REFLEXIONES sobre el SEGUIMIENTO  A JESÚS, compartimos con vosotras algunas ideas.

Pascual Chávez Villanueva, SDB. nos dijo:

  • “Jesús sigue mirando al joven. Nosotros debemos ser audaces y creativos para acompañarles y llevarles a Jesús”.
  • Tenemos que ser testimonio para el joven e invitarles sabiendo que la iniciativa parte de Dios”
  • El joven de hoy necesita y quiere ser escuchado. Debemos estar en la aldea global y aprender a leer el nuevo humanismo.
  • Ayudemos al joven a encontrar su proyecto de vida.
  • Podemos ser referente para que se encuentren con el Dios de la vida.

Tuvimos la suerte de tener entre nosotros a Timothy Radcliffe, que gozada oírle y constatar la importante que es ser feliz y seguir diciendo cada día Sí a la vida, a la vida en plenitud. Señaló tres puntos:

  • La llamada es radical fuera de seguridades.
  • Los jóvenes deben estar sostenidos por una fuerte teología de los votos.
  • El liderazgo debe ser fuerte, creativo y valiente según el Espíritu. Necesitamos paciencia, tiempo y humildad para estar con los jóvenes.

Beniamino Card. Stella nos habló de la formación humana y afectiva;

  1. Conocerse a sí mismo. Itinerario interior. Asumir la propia historia.
  2. Ser Interiormente libres. Desarrollar las virtudes humanas que ayudan a la persona a ser adulta, a saber optar y elegir su propia vocación.

También pudimos escuchar diferentes paneles sobre la vida consagrada, experiencias de pastoral y de acompañamiento vocacional en los diferentes continentes y a un grupo de jóvenes consagrados que expusieron sus esperanzas y horizontes como consagrados e inmersos en la Iglesia

Ha sido una suerte poder participar en este Congreso pues se nos amplía la mirada y se nos abren nuevos horizontes.  Hemos compartido estos días junto a nuestros hermanos dominicos, hermanas Anunciatas y hermanas de la Congregación de Santo Domingo de Granada. Hemos percibido como el sentimiento de familia dominicana se va consolidando y como estamos fortaleciendo nuestros lazos de trabajo en red. Damos las gracias a la comunidad de hermanas de la Anunciatas, que viven en Roma, por su acogida, por su amabilidad, cuidaron hasta el más mínimo detalle para que nos sintiésemos como en casa y asís fue.

 

Acabamos esta pequeña reseña, haciendo referencia al Papa Francisco que envió un mensaje a los congresistas: “El servicio vocacional ha de ser visto como el alma de toda la evangelización y de toda la pastoral de la Iglesia. La pastoral vocacional ha de colocarse en estrecha relación con la evangelización, la educación en la fe, de forma que la pastoral vocacional sea un itinerario de fe y lleve al encuentro personal con Cristo…”

Tendremos ocasión de seguir compartiendo con todas vosotras todo lo escuchado y reflexionado estos días.

Amparo e Isabel